Independencia

independencia.jpg

Los movimientos de insatisfacción con la condición de colonia y reino que Brasil mantenía a lo largo de su historia comenzaron a sentirse en 1817. A pesar de la brutal represión al movimiento de la Conjuración de los Alfayates y con la llamada Revolución de 1817, una nueva ola revolucionaria surgía en Portugal, y, en 1821, la revolución constitucionalista llegaba a Brasil. De ésta resultó la decisión de incluir a deputados brasileños para representar la colonia en las discusiones de la futura Carta Constitucional. Se eligieron a cuatro bahianos el día 3 de setiembre de 1821: José Lino Coutinho, Cipriano Barata, Domingos Borges de Barros y el padre Francisco Agostinho Gomes.

Aún así, las insatisfacciones con la condición de colonia no sanaron y llevaron al príncipe regente Dom Pedro a negar obediencia a la Corte de Lisboa en enero de 1822, tornándose así punto de apoyo y unión para el movimiento en pro de la independencia. Sin embargo, para controlar y dominar toda la región, el príncipe regente substituyó a oficiales brasileños por portugueses en el comando de las Armas. Para Bahía se designó al brigadero Inácio Madeira de Melo. Apuntando incorrecciones en el decreto de nominación del brigadero, la Cámara lo rechazó, negándose a dar pose al nuevo comandante. A partir de allí, hubo choque entre portugueses y brasileños. Los soldados lusos tomaron la ciudad y practicaron actos indefensables, como la invasión del Convento de Lapa, ocasión en que asesinaron a la madre Joana Angélica, que defendió la puerta de la clausura.

Los bahianos no aceptaron la pérdida de la ciudad, y comenzó entonces un período de intensa guerrilla urbana, culminando con un gran cerco a Salvador, el día  2 de julio, fecha en que se conmemora la Independencia de Bahía.

Bahia.com.br
Copyleft 2019