Jorro

Un oasis en medio al sertón bahiano. Esto sería una definición muy apropiada para la hermosa Jorro de Caldas, versátil y acogedora, donde, en medio de los árboles y matorrales bajos de la caatinga, brotan del suelo, deliciosas e inusuales, las aguas.

La ciudad es muy pintoresca y tiene entre sus puntos fuertes, una excelente infraestructura hotelera, con establecimientos para todo tipo de gustos y bolsillos. Aprovechando la fuerte industria del cuero de la región, Jorro se ha convertido en un gran Polo de fabricación y distribución de artículos de este material. Los miércoles, viernes y domingos, docenas de toldos son montados para el comercio de estos productos, que incluyen, sombreros, zapatos, ropas, alfombras y artículos de montura.

Sin embargo, los atributos que garantizaran los fans y la fama al lugar, mezclan su cocina única, con sus aguas de éxtasis. El invierno proporciona las mejores condiciones para este paseo, porque con la caída significativa de la temperatura en la estación, los baños, tomado en duchas en la plaza principal, se vuelven aún más placenteros.

En las primeras horas de la mañana, antes del desayuno en el hotel, un gran consejo es comenzar el día con un estimulante baño caliente y poco después, saborear la deliciosa papilla casera tradicional, servida en la propia plaza. Aún más clásico, el bode asado que ya de convirtió en una atracción turística del lugar. Servido con una simple "farofa" de agua y acompañado por una ensalada vinagreta, el aperitivo de bode es uno de los recuerdos más sabrosos de este viaje.


Outras Informações

  • Características
  • Telefones Úteis
  • Como Chegar
Bahia.com.br
Copyleft 2018